miércoles, 30 de enero de 2008

DE VEZ EN CUANDO LA VIDA...

Aún consternada, ya pasó un día y uno no hace más que agradecer que no haya sido nada.
Son esos sacudones que la vida te da, vaya a saber por qué, es decir, el significado lo tenemos que ir encontrando...porque siempre el objetivo es que uno aprenda, siempre hay que aprender de lo que se va viviendo.
Ayer mi compañero de vida, mi alma compañera, sufrió un accidente. No le pasó nada, sacando el enorme susto, el enorme golpazo que le dieron,el enormísimo schock en el que,lógicamente, quedó por varias horas, incluídas horas de hoy. Reaccionó increíblemente bien, admirablemente bien, socorriendo al otro protagonista del choque, quien a pesar de llevar la peor parte, también por suerte no fue grave, y está fuera de peligro.
Necesitaba poner en el blog algo de esto que ocurrió ayer, y que son esas cosas que hacen que en un segundo la vida pueda cambiar así como así....
Siempre estas situaciones hacen que uno re-avive este amor que se le tiene a la vida, éste prenderse muy muy fuerte a ella; el seguir valorando lo que uno tiene, los amores, los afectos, las cosas importantes en definitiva del vivir, del existir, y del poder compartir y experimentar con los que uno quiere lo maravilloso de ésta existencia.
También y sobre todo el agradecer, a "eso " que hizo que saliera ileso de algo tan fuerte como fue la embestida que le dieron. Hablo de que hubo allí algo que lo protegió. Cada uno que lo llame como quiera, como mejor le salga, como lo crea, como le surja...cada uno sabrá qué o quién fue...
Yo estoy convencida que estaba protegido. Gracias una vez más.
Aún consternada....

6 comentarios:

gabriel dijo...

Pah, qué susto. Un abrazo

A Mompracem !!! dijo...

que macana!, bueno, suerte que esta bien, espero que se recuperen pronto del susto, un abrazo fuerte de la familia, desde mallorca,

SkyZo dijo...

Sea suerte, sea otra cosa, lo importante es que ya pasó.

A reponerse del susto ambos.
Arriba.

Salú

Cecilia dijo...

Gracias por la fuerza. Estamos reponiendo energía, saliendo de a poco de la conmoción, sobre todo Dany....
Gracias.

Caps dijo...

Bueno, trato de salir ileso y por mis propios medios de cualquier circunstancia, aunque esta vez no haya notado un sólo acto de mi parte en esa dirección ( la de "salir ileso") salvo lo usual que uno hace al subirse a un vehículo.
Entonces si es que alguien o algo me ayudó, muchas gracias, vino bien.

Igual siempre cuento con mis "Angeles" de siempre: Mis amores, Mis quereres, Mis amigos/as, yo se que siempre me cuidan.

Cap.

Si, mi reina dijo...

Antes que nada, agradezco tu visita a mi blog y tu hermoso comentario.
Por otra parte,ultimamente he tenido esta sensacion que describis en el post.Tengo un niñito de 1 anñito que sinceramente es un infiernito,tengo que estar encima porque no conoce el peligro, siempre esta al borde de la cornisa y eso que yo estoy xa él las 24 hrs del dia.El 1ero de enero,comida familiar mediante,se escapo de la parrilla x un lugar insolito y como ama el agua, se me tiro a una piscina, Dios quizo que yo saliera y pasara por ahi y me tirara a sacarlo.El susto me lo lleve yo xq él,acostumbrado a el agua y a sambullirse, ni trago agua.Pero hasta hoy tiemblo cuando pienso que hubiera pasado si yo no salia afuera.
Y es como tu dices, son sacudones que la vida te da y te hacen aferrarte a ella como nunca y te hacen ver que un segundo pueden cambiarte la vida xa 100mpre.Es groso.......
Muy bello blog,besos